#UnaSolaFuerza

Manejo bici por Lima Norte y no tengo superpoderes

Por: Nohelia Pasapera

Publicado: 2015-04-21

Lunes 30 de marzo, 7:20 am. Salgo de mi casa ubicada en Los Olivos en dirección al paradero. Subo al bus a las 7.30 am y empieza mi vía crucis. Ese día el conductor del vehículo estaba compitiendo y “ganando” pasajeros. Pasamos por la avenida Angélica Gamarra a las 7:40 am, en esta parte del recorrido el conductor desacelera, va muy lento.  

A las 8.10 llegamos a la avenida Tomas Valle, hay mucho tráfico y las pistas se llenan de vehículos motorizados. El tiempo de espera parece interminable. Los pasajeros se comienzan a impacientar y le reclaman al conductor, algunos pasajeros lo insultan, otros se bajan y caminan hasta la avenida Perú. A las 8:40 cruzamos el puente Bella Unión, paradójicamente no tiene nada de unión ni de bello porque en este tramo un vehículo se puede demorar de 30 a 45 minutos. Esa es la parte más pesada del recorrido. Además, muchas veces el conductor y los pasajeros se enfrascan en discusiones, lo que puede ser muy peligroso, ya que el conductor necesita concentración. En ese momento me pregunté: ¿cómo puedo permitir que alguien molesto o que está discutiendo con sus pasajeros me lleve a mi destino?

Llego a mi trabajo en San Miguel a las 9:00 am. Estoy tarde. He pasado hora y media dentro de un bus. Muchas veces es difícil calcular cuánto tiempo una se puede demorar en atravesar la ciudad.

Tiempo en bus: 1 hora y 30 minutos

Martes 31 de marzo, 7.20 am. Decido ir en bici al trabajo. No hay pasajeros que discuten con el conductor. Ni es incierto el tiempo de espera en cada paradero por el que paso. Voy a una velocidad moderada. Respeto todas las luces, doy prioridad al peatón. Aunque debo reconocer que me molesta que las ciclovías tengan desmonte, vidrios rotos o grandes bolsas de basura. Las ciclorutas están en mal estado y muchas veces los peatones las utilizan como paradero. Además, las motos usan las vías que están destinadas a las bicicletas. Voy por toda la avenida Universitaria, hay tramos donde las ciclovías están libres pero cuando hay desmonte o muchas personas usando la vía como paradero, con mucho cuidado manejo por la pista, pegada a la derecha. Llego a la avenida Colonial a las 7:50 am

Ese día llegué al trabajo muy temprano, a las 8:10 am, a una velocidad moderada y de buen ánimo.

Tiempo en bici: 50 minutos

Rompiendo mitos

Muchas de las personas a las que les cuento que voy al trabajo en bici, no me creen o piensan que estoy loca por atreverme a manejar bicicleta en Lima Norte. Lo cierto es que me siento segura, no soy participe de un sistema de transporte que se hace agua, no me roban ni tengo que escuchar las quejas y discusiones entre chofer, cobrador y pasajeros. Llego en menos tiempo y lo más importante es que no dejo que me lleven, yo decido qué ruta tomar, soy responsable de mis propias decisiones. No es perfecto pero desde mi punto de vista es lo más saludable en esta ciudad de la furia.

Si te animaste a ir en bici a tu trabajo, puedes seguir los siguientes consejos de Cicloaxion.



Escrito por

Cicloaxion

Colectivo de ciclistas urbanos que promueve y busca la reivindicación de la bicicleta como medio de transporte.


Publicado en